Si oyes una voz en tu interior que dice “no puedes pintar”, pinta por todos los medios y esa voz será silenciada -Vincent Van Gogh-

 

Qué cualidades tiene una persona con confianza

Si piensas ahora mismo en una persona con gran confianza en sí misma ¿qué rasgos destacan de ella sobre el resto de las personas? ¿Cómo se hace visible su confianza en el cuerpo?

Según diversos estudios en el campo de la Psicología Social, la confianza en uno mismo se refleja en la postura de la persona. Amy Cuddy en su libro “El poder de la presencia” escribe que una persona con confianza es una persona desenvuelta, carismática, con pasión y entusiasmo en lo que dice.

Según esta psicóloga, en nuestra “presencia” está el éxito de nuestra comunicación. Esta comunicación debe ser auténtica, de tal forma que el concepto que tenemos de nosotros conecta con emociones de confianza o miedo y se transmite en un cuerpo que transmite poder o sumisión.

¿Podemos cambiar la creencia que tenemos sobre nosotros a través del cuerpo?

Según Amy Cuddy, en su discurso de TED TV “El lenguaje corporal moldea nuestra identidad” nos invita a experimentar el cambio de nuestra imagen mental a través del cambio en nuestra postura y gestos.

Ya hace más de un siglo, el padre de la Psicología en América, William James escribía en su obra “Principios de la Psicología” (1890): “Parece que la acción va seguida de la emoción, pero en realidad la acción y el sentimiento van juntos; y al regular la acción, la cual está bajo control de la voluntad, podemos regular directamente la emoción”.

Los libros de autoayuda hacen uso de ello al invitar a las personas a cambiar sus afirmaciones y acciones por otras más positivas que conduzcan a un aumento de la autoestima. Si estás triste, sonríe como explicaba William James.

Y esto funciona.

Prueba a cambiar tu postura ahora, si estás encorvado. A moverte si has empezado la semana con apatía. A sonreír a las personas de tu entorno, si quieres que te retroalimenten de emociones positivas.

La manera en la que manejamos nuestro lenguaje no verbal, puede llevarnos a estados de ánimo distintos.

Un paso más allá

Joaquina Fernández empleaba el cuerpo como el primer paso para el cambio mental y emocional. La postura de poder que se emplea en el Máster de Comunicación no verbal, y los cursos de Comunicación gracias a su metodología, empieza por cambiar nuestra pisada.

Estirar la espalda, mirar al frente subiendo ligeramente la barbilla, aligerar la carga de los hombros soltando los brazos, situar las piernas rectas y firmes apoyando completamente los pies a las doce.

Adquirir esta postura produce un cambio inmediato en algunas hormonas, por ejemplo aumenta la testosterona y disminuye el cortisol, según las investigaciones de Amy Cuddy.

Esto inmediatamente provoca que la persona se pueda relajar y dejar de sentir miedo ante una situación estresante como hablar en público. Adquirir esta postura, es el primer paso para aumentar la confianza en la capacidad que tenemos para afrontar una situación estresante.

Sin embargo, el lenguaje corporal solo tiene efecto en el presente. Según Joaquina Fernández, es necesario hacer un cambio desde el sistema completo de la persona que está representada en su comunicación verbal y no verbal.

El cambio a través de la comunicación 

La comunicación no verbal habla de nuestro pasado. Poner la espalda recta ahora mismo te puede ayudarte a cambiar tu actitud. Sería fundamental si vas a hacer una entrevista de trabajo. Pero ¿qué harías según salieras de ella y regresaras a tu casa? Encorvar tu espalda si este es tu hábito.

Este hábito es el que nos expresa algo sobre ti en tu presente y pasado. Si escondes tu pecho, es que temes las emociones. Tal vez no tener control de ellas en las relaciones o en tu manera de gestionarlas.

Esconder el pecho es la manera de poner una primera defensa. La segunda, puede ser no tener grasa en partes de tu cuerpo para no tener contacto físico.

El cuerpo habla más allá de los gestos. Nuestro cuerpo ha registrado nuestra historia vital y se muestra a través de códigos ante los demás para hablar sin palabras de quiénes somos.

El primer paso para creer en uno mismo es ser consciente de estos códigos. El segundo paso, es cambiar nuestra comunicación.

Las palabras que nos decimos, los mensajes que damos, la coherencia entre lo que decimos y hacemos es lo que nos hará acercarnos paulatinamente a una dimensión distinta de quiénes somos.

Noelia Estévez
Psicóloga

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.