Hablar no es comunicar. Hablar supone compartir algunas palabras en un contexto determinado. Comunicar pide una coherencia entre lo que la persona siente y piensa dentro, y expresarlo con estructura y sentido.

Las dificultades para comunicar, en un primer momento vienen por una falta de seguridad personal.

El primer paso para comunicar no son tips sobre una buena forma de dar discursos, tampoco modular la voz ni estructurar ideas… La revisión primera que necesitamos hacer es cuánto de seguros estamos con nosotros mismos, cuál es nuestra coherencia con lo que queremos decir y con qué presencia nos situamos frente a nuestro interlocutor o audiencia. Lo demás, viene después…

La clave de esto, como de tantas otras cosas, es el equilibrio. Encontrar un balance entre la muestra de seguridad excesiva que arrolla a quien tengo delante -que tampoco permite la comunicación- , y la falta de ella que difumina nuestra opinión y nos mantiene invisibles. Si haces una revisión sobre qué ha impedido comunicarte eficazmente en tu vida, posiblemente haya sido situarte sobre cualquiera de estos polos.

Ambos, tanto por la imposición como por la falta de presencia, se resuelven con el empoderamiento y la seguridad interior. La base imprescindible para mantener los pilares de la comunicación:

  • Seguridad y concreción
  • Conexión y empatía
  • Criterio propio y flexibilidad

 

Algo que se aprende cada día y que es el mejor ejercicio de balance en nuestra seguridad es cómo gestionamos las ideas diferentes. ¿Priorizas la comunicación de otros a la tuya? ¿Te pones por encima? ¿Afrontas la comunicación con equilibrio, poder y espacio para el otro? ¿Qué haces y qué ocurre cuando estás frente a un reto de comunicación?

Este puede ser tu primer análisis sobre seguridad personal.

La seguridad viene por encontrarte a ti mismo, validar tu singularidad y potenciarla. Con esa seguridad serena, puedes desprenderte de tu defensa o del permiso constante que necesitas de los demás. Además de comprender que cada persona tiene esa singularidad que debe respetar en sí mismo.

Quizá ya te comunicas eficazmente, o te manejas en un ambiente confortable en el que transmites tus ideas con seguridad… Sin embargo, la comunicación es un ejercicio cada vez más retador: cada día estamos expuestos a redes sociales, a comentarios, a nuevas conexiones con personas, a nueva información por aprender y sobre la que innovar. La comunicación nos exige siempre comenzar de cero: ser nosotros, honestos, coherentes, fuertes, humildes, concretos, seguros, darnos el espacio y dárselo a otros… Cada día, desde la mañana, podemos plantearnos qué seguridad nos acompaña y qué poder tenemos sobre cada plan del día.

¿Cómo entrenar a diario este balance?

Vivir desde la coherencia con nuestro valor, con lo que somos. Reconectar permanentemente con nuestra singularidad llena de amor sobre nosotros mismos.

Un claro ejercicio de honestidad para reflejar lo que somos, de forma transparente y concreta, sin manipulaciones. Para ello, es importante entrenare en tolerar el conflicto, primero, desde la seguridad personal.

Un espacio físico y con voz para lo que queremos decir de forma armónica. Trabajar desde nuestra comunicación no verbal el espacio, la experiencia de presencia cuando vamos a hablar y la postura que transmite seguridad y tolerancia hacia otros.

Tu vida, tu ser, el mundo y su futuro necesitan que esta seguridad se aloje en ti. Necesitan que esos bloqueos que todavía no están permitiendo tu aportación plena sean borrados por ti y que utilices la cualidad evolucionada del ser humano: Comunicar.

Que estas líneas, que parecen fáciles de escribir, pero que significan un compromiso con nuestra comunicación, abran una puerta, curiosa y atractiva, para dar de ti cuanto hay mientras lo comunicas y reconoces tu espacio.

 

 

Paloma Mesonero-Romanos

 

 


 

¡Nuevo taller! COMUNICAR SIN MIEDO

19 – 20 Enero. ¡Plazas limitadas!

Más información y reservas aquí.

Más información y reservas aquí

 

Nuevo GRUPO DE LECTURA Piensa en Ti

Cada miércoles de 18:30 a 20:00

Primera sesión: 24 Enero

Confirma tu asistencia aquí.

Confirma tu asistencia aquí

 

 


 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *