El privilegio de toda una vida es convertirte en lo que realmente eres

– Carl Gustav Jung –

 

Hablamos de marca personal como la huella que deja sellados los corazones de los demás para siempre. Es el distintivo que te dice si eres apto o no apto para ser feliz en un mundo rodeado de personas. No puede existir de forma aislada, pues habla de las percepciones que los otros tienen de ti tras las experiencias vividas contigo.

¿Qué dirían de ti los demás si hoy fuera tu último día? ¿Qué recuerdo piensas que tendrían? ¿Qué huella consideras que habrías dejado en ellos?

Hacemos marca con cada una de nuestras palabras, pero principalmente con cada uno de nuestros hechos, porque éstos sí son realidades tangibles que corroboran tu marca. ¿Cuántas veces has escuchado hablar a una persona de sí misma, crearte una imagen sobre ella y posteriormente darte cuenta que su comportamiento es otro totalmente distinto? ¿Cuántas veces hablamos de nosotros mismos desde lo que nos gustaría más que desde lo que somos? ¿De cuántas decepciones estamos hablando entonces? La decepción es el camino opuesto al de una marca personal que te haga feliz.

Así pues, la marca personal emerge de la coherencia entre lo que eres y muestras. Se trata de que tu familia, tus amigos o tus compañeros de trabajo, comprendan y conozcan totalmente quién eres y qué haces con ello. La asesora de marca personal Jan Marie Dore, sostiene que crear una Marca Propia se refiere a “determinar quién eres en lo más profundo de ti mismo, en lugar de inventar una marca con la que te gustaría ser percibido“.

La Marca Personal es verdaderamente poderosa porque transforma todo aquello que toca. Si hablásemos de transformar el mundo, éste sería el camino.

¿Qué personas han dejado una huella imborrable en tu vida? Posiblemente aquellas que han compartido valores contigo, que han empatizado fácilmente, y te han aportado algo diferente que de algún modo cubría un necesidad en ti. Personas creíbles y maestras. Razones por las que seguramente SÍ ERAN FELICES.

Un ejemplo de ello ha sido, y es, nuestra querida Joaquina Fernández García. Su marca personal es distintiva, por sus tremendos valores y su fidelidad hacia ellos, pero además es relevante por su capacidad de hacernos sentir importantes a cada uno de nosotros, y sostenida en el tiempo ya que lo mostraba una y otra vez con autodeterminación y paciencia. Ella misma afirmaba que:

Desarrollando una marca personal clara, completa y valiosa para los demás, estarás creando una vida mucho más exitosa y gratificante

La marca personal es una forma de testar la utilidad de tu vida en favor de una humanidad que necesita crecer y progresar para existir. Dejemos huella con pisadas amables, creíbles, auténticas y felices, que sean referencia para otros. Un compromiso compartido.

 

Rebeca Rueda

Experta en Comunicación no verbal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.