Inteligencia emocional

 

Hay inteligencias que parece que, o se heredan, o se aprenden en el colegio. Hay momentos en los que nos hemos dicho a nosotros mismos que somos de ésta o de aquélla manera y pedirnos otra cosa es un imposible. Y hay situaciones que pensamos que ya no pueden cambiar…

La Inteligencia Emocional (una de esas inteligencias que se puede entrenar a cualquier edad y cuyo cociente está directamente relacionado con nuestra felicidad) nos demuestra que si la conocemos y desarrollamos, nuestro éxito, la experiencia de bienestar personal y social, y las soluciones óptimas se alcanzan más fácil y eficazmente.

 

¿Qué significa entonces Inteligencia Emocional?

Este nombre se lo debemos a los estudios de Beldoch y de otros autores que sirvieron, primero a Gardner para hablar de las Inteligencias Múltiples, y después de Daniel Goleman, para popularizar este término en su libro Inteligencia Emocional.

 

Podemos decir que se trata del descubrimiento, gestión, comprensión y utilidad de nuestras emociones en nuestra vida. La Inteligencia Emocional es nuestro medio vital de conocernos, regularnos y tomar nuestras propias decisiones. Hacernos más conscientes de nosotros mismos y sintonizar con quienes somos. Relacionarnos.

 

Todo nuestro debate humano se basa principalmente en equilibrar nuestras acciones, nuestras emociones y nuestros pensamientos. Y son estos dos últimos los que más quebraderos de cabeza y corazón nos traen diariamente. ¿Cuántas veces te has visto pensando en una cosa y las emociones te han arrastrado hacia la otra orilla? ¿O con qué frecuencia te ocurre que no persigues lo que sientes dentro de ti porque hay algunas ideas que no dicen lo mismo?

 

 

Como sabemos, es un recorrido bello y para el que hay que decidirse transitar. Pero también hay algunas pistas que pueden ayudarte, desde ya, a desarrollarla y tomar conciencia de ti mismo. Se trata de ir capa a capa en tu cerebro:

  • ¿Qué? Esta pregunta te ayuda a definir con concreción y objetividad lo que está pasando. Lo que quieres. Lo que hay. De esta manera apaciguas el impacto emocional que a menudo nos arrolla y confunde y lo cambias por los datos concretos de la situación.
  • ¿Cómo? Aquí es importante tener en cuenta las emociones, a la otra persona o a ti mismo y el modo en el que lo tratas. Podrían ser ¿Cómo lo harías? ¿Cómo te sientes? ¿Cómo sería? 
  • ¿Por qué? En la siguiente capa del cerebro llegamos a la inteligencia cognitiva que resuelve estratégicamente las situaciones. Si hemos cuidado las dos anteriores, las soluciones bien pensadas y ordenadas deben aparecer con facilidad.
  • ¿Para qué? ¡Esta es la pregunta estrella! Detrás de cada una de nuestras pasiones, reacciones, necesidades, patrones… hay una intención escondida. Una utilidad profunda que da sentido a todo lo que hacemos.

 

Joaquina siempre decía que nuestro cerebro es la máquina más asombrosa que había creado Dios, y que es imposible que a través de él no consiguiera lo que queremos en lo más profundo de nosotros. Para ello, como para cualquier buena solución, conviene hacerse buenas preguntas que desvelen inquietudes verdaderas. Así que observa qué ocurre a tu alrededor, qué te aflige, qué sueñas… porque cada experiencia que tienes delante la has elegido para conseguir algo que, quizá, todavía está escondido.

 

 

¿Quieres conocer algo más sobre la Inteligencia Emocional? ¿Quieres venirte a una Masterclass gratuita el próximo Martes 4 de Septiembre?

 

¡Te invitamos! Haz click aquí para reservar>

 

Con muchísimo amor, feliz inicio de curso.

Paloma Mesonero-Romanos

 

Alguna otra masterclass que puede interesarte…

Comunicación no Verbal [6 de Septiembre]>

Coaching [11 de Septiembre]>

¡Te esperamos!

Puedes llamarnos y localizarnos siempre que quieras en: 

696 363 700   

info@institutohune.com

También te puede interesar:

2 respuestas a “4 preguntas que desarrollan tu inteligencia emocional”

  1. Julián Martín Fernández dice:

    Mi comentario sobre vosotros ya lo mandé por mail. Sois un grupo excelente (incluso ahora sin Joaquina, tenéis su herencia y, creo, que los mejores en este campo

    • Paloma Mesonero-Romanos dice:

      Gracias Julián por tus palabras. En nuestra acción está el intento permanente por mantener el Legado de Joaquina y seguir aprendiendo la excelencia en el camino. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.