“Los líderes del presente deben ser los mentores de los líderes del futuro” Daniel Goleman, en su ponencia en el World Leadership Forum.

 

Estamos viviendo la transformación digital, la época en la que internet y los dispositivos electrónicos conviven en casi todos los aspectos de nuestra vida. “La transformación digital es el final del camino y la transformación cultural sería el proceso que llevas a cabo, cómo acompañas a todas las personas involucradas a cambiar, a ser más digital, más ágiles, más innovadoras, más creativas”. Así lo explica en una entrevista Jaime de Nardiz, director de Transformación Cultural y Ranking Best Workplaces en Great Place to Work.

Con esta nueva era de transformación, el mercado laboral se está adaptando y con ello los profesionales y nuevos perfiles demandados. Estos están obligados a mirar hacia delante con otra mentalidad si quieren tener su espacio en las empresas.  A esta situación de dificultad para encontrar un empleo hay que sumarle los nuevos perfiles que buscan las compañías. Aunque tener estudios relacionados con inteligencia artificial, realidad virtual, Big Data… siguen siendo los más demandados, las denominadas competencias emocionales han adquirido cada vez más importancia.

En el World Leadership Forum, celebrado el pasado mes de mayo, los ponentes destacaron la creatividad, la gestión del talento, el valor de la inteligencia emocional en el trabajo como factores claves para el progreso de las empresas. Daniel Goleman, pionero en el concepto de inteligencia emocional, hizo hincapié en que “ la gente que sólo se centra en estrategia, se olvida de que ésta se lleva a cabo a través de personas, a las que, según cómo se les transmita, rendirán de una forma u otra.”

Ahora bien, ¿cuál es el reto de las empresas? ¿Cómo son las personas que conviven hoy en ellas?

En las empresas conviven la generación baby boomers (50-68 años) y la generación X (36-49 años), dos generaciones que se han complementado muy bien a la hora de llevar a cabo un proyecto común. Pero, ¿qué lugar ocupan los nuevos millennials (19-35 años)? Es su momento de encontrar y afianzar su espacio laboral.

La baby boomers y generación X son conocidas como la anterior a la generación millennial. La trayectoria profesional de la mayoría de las personas de estas generaciones han hecho carrera en una misma compañía. A día de hoy, son los que ocupan puestos críticos y de responsabilidad en las mismas. Es decir, son los líderes de los equipos.

El sociólogo estadounidense, Kimberly Palmer, ha etiquetado a los millennials como la generación Boomerang o la generación de Peter Pan. Esta conclusión se debe a la tendencia generacional de retrasar algunos ritmos de transición a la edad adulta por más tiempo que la mayoría de las generaciones anteriores. En el ámbito profesional, marcan un punto de inflexión ya que son más propensos a aceptar responsabilidades mucho más pronto y no tienen miedo a tomar retos. Estos aún no han llegado a ocupar puestos de responsabilidad y desarrollar tareas de liderazgo, compatibles con las generaciones ya asentadas, y no va a ser tarea fácil.

La mentalidad es completamente diferente, las generaciones anteriores piensan que a los puestos de dirección se acceden por razón de edad y por trayectoria profesional. Sin embargo, los millennial apuntan más a las características personales como el elemento impulsor para llegar a prosperar en una empresa.

El cambio es evidente. La nueva sociedad exige una dosis de proactividad e innovación constante debido a este escenario en continua adaptación y cambios tecnológicos. Esto conlleva a que los profesionales tengan que aprender habilidades desconocidas y muy poco desarrolladas hasta ahora y a las compañías hacer que la diversidad generacional en sus equipos sea una fortaleza.

Nuestro desafío está en encontrar el punto de equilibrio entre las diferentes generaciones en este camino de la transformación cultural. Poner énfasis en la educación como pieza clave para la transformación y el progreso. Fomentar las habilidades humanas y la principal herramienta para la estrategia de liderazgo a la que se enfrentan los líderes: la inteligencia emocional. 

 

Laura Monío

Comunicación y Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.