Inteligencia Emocional

 

“Nunca por encima de ti, nunca por debajo. Siempre a tu lado”. Walter Wilchen

 

Más allá de los resultados, o hacia ellos… están las emociones, las relaciones, la experiencia de la vida. Cada éxito, cada proceso, cada pensamiento pasa por y para las personas.

 

Somos los seres vivientes los que damos sentido al mundo que nos rodea y quienes tratamos de evolucionar hacia lo que pueda ser como sociedad, como planeta. La voluntad es individual, sin embargo, conseguir conjuntamente lo que buscamos, pasa por relacionarnos.

 

Quizá no nos hayamos dado cuenta algunos, pero tenemos distintas formas de relacionarnos con lo que traspasa las fronteras de la propia piel.

  • Algunos nos relacionamos para conseguir objetivos: Nos apoyamos con un fin claro, y no tanto para emocionarnos en ello.
  • Otros, decidimos unirnos para pensar, para sumar conocimiento e investigaciones; para despertar la curiosidad de un cerebro pensante.
  • Otros buscamos juntos movilizar y cambiar el mundo. Hacer algo mejor por y para las personas. Para el mundo entero.
  • Y otros nos relacionamos para vivir la amistad, para compartir, emocionarnos, sentirnos vivos también con otros. Para iluminar al mundo con alegría y el agradecimiento de estar vivos.

 

Cada uno de nosotros tiene una fortaleza para relacionarnos. Cada uno nos conectamos con diferentes recursos, tenemos facilidades singulares que hacen que los demás nos distingan del resto. Y también repetimos las mismas dificultades, las mismas trampas. Todo tiene que ver con cómo nos sentimos cuando éramos pequeños. Cómo percibimos lo que pasaba, qué decidimos que necesitábamos de las personas y qué límites o dependencias asumimos inconscientemente. La vida de hoy con los demás depende de nuestras emociones infantiles.

 

Puedes pensar que tus relaciones no son como esperabas, o quizá quieres mejorar tu gestión de equipos, la relación con tu familia o descubrir si las emociones que vives no son algo arbitrario que te domina, sino que responde a resortes internos que puedes comprender…

 

Desarrollarnos en la Inteligencia Emocional no consiste solo en poner nombre a todas las emociones posibles, a saber regularlas y aprovechar las más positivas. Desarrollarnos emocionalmente significa comprender qué nos pasa hoy, de dónde viene la reacción, hacerlo consciente y tener un fin constructivo sobre ello. Aceptarnos para sanar heridas inconscientes y recuperar la libertad y felicidad de relacionarnos con las personas. Abandonar creencias, envidias y críticas; también las relaciones frívolas de las que tratamos de llenarnos con actividades ociosas para evitar el vacío habitual. Descubrirnos interiormente para sanar la relación con nosotros mismos y amar, así a los demás. Asumir que otras personas han vivido su propio camino emocional y eso determina cómo se relacionan ellos.

Ver la diferencia, aceptarla y construir con ella.

 

Todas nuestras relaciones presentes están fraguadas sobre cada una de las experiencias individuales, sobre una forma determinada de apego, las creencias familiares y personales, las heridas infantiles, los vínculos que nos hacen fuertes o los que nos debilitan… Dependen de si ponemos límites o si, por el contrario, nos difuminamos cerca de alguien.

Nada es personal, nada es contra ti, sino que se trata de una perspectiva diferente a la propia que creamos y de la que no somos siempre conscientes. Si pudiéramos rebobinar la vida de quien tenemos delante y la nuestra frente el espejo, y viéramos niños puros con la única necesidad de nutrirse de amor, entonces, las diferencias pensantes y reactivas con las que hemos construido escudos desaparecerían. Preguntaríamos qué ha pasado y cómo puede ser de distinto la oportunidad de vivir algo juntos ahora.

 

Seríamos el uno con el otro, con una esencia común y un reto de vida y desarrollo por recorrer. Si nos integráramos como gotas de agua individuales en este mar mundial… aprovecharíamos la magia de las conexiones.

 

Paloma Mesonero-Romanos

 

¿Te gustaría saber cómo fue tu desarrollo emocional?

¿Quieres reconocerte en tu forma de relacionarte, cuáles son tus facilidades parar conectar y dónde están tus habituales limitaciones para tener relaciones felices?

 

¿Quieres venir a una Masterclass Inteligencia Emocional?

¿Quieres aprender lo que dice de ti tu cuerpo?

Te invitamos el 30 de Mayo a las 19:30

Reserva aquí tu plaza>

 

¡Últimos días para conseguir tu plaza de Comunicación Intensivo!

Formación intensiva en Comunicación

4- 16 Junio,

¿Quieres saber si este curso es para ti?

Consulta disponibilidad>

 

¡Nuevo Campamento de Verano para adolescentes!

25 Junio – 6 Julio

Plazas y más información>

 

 

¿Conoces la Biografía antroposófica?

Te invitamos a una sesión abierta para conocer qué sentido vital esconde cada etapa de tu vida…

31 de Mayo 19:00h

info y reservas>

 

También te puede interesar:

2 respuestas a “La magia de hacer conexiones”

  1. Julia dice:

    Genial, cómo siempre Paloma…

    • Paloma Mesonero-Romanos dice:

      Julia, qué bonito recibirte y saber que te tocan nuestras palabras en algún momento. Que despiertan algo. Estoy contigo, despertando también, Paloma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.