“No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices”.

Robert Louis Stevenson

 

 

Cualquiera diría que tenemos delante de nosotros más conciencia, más recursos y más atención hacia nuestro bienestar. Tenemos institutos de la felicidad, también metodologías que ponen su vocación en nosotros, la conciliación y las estrategias de grandes compañías cada vez apuestan más por la salud y la felicidad de sus empleados… Pero… seguimos viviendo con tensiones. Vamos y venimos de un lado a otro. Plenitud – tensión.

 

Hay tres errores que cometemos y, a mi modo de ver, nos alejan de la felicidad:

  1. Creemos que es lo mismo tener emociones positivas que ser felices. Cuando en realidad las emociones son química momentánea y la felicidad es más un estado pleno y profundo detrás de las emociones.
  2. Nos evaluamos en función de lo externo. Comparamos nuestras expectativas en el entorno y, o nos vemos carentes, o vivimos día y noche para cumplir con lo esperado y dar sentido a nuestra existencia.
  3. Faltamos al respeto a nuestra coherencia. En nosotros hay una llamada perenne hacia un camino y no lo cumplimos.

 

Vamos a centrarnos en este último punto: La coherencia como la fuente de nuestra plenitud, de la felicidad.

 

¿Cuántas veces hemos escuchado a personas muy viejitas, en cuentos de sabiduría popular y en quienes han vivido una transformación vital que la felicidad reside en uno mismo?

Sin embargo, parece como si la vida nos arroyase con su ritmo de ciudad, y lo justificamos como si fuera necesario pasar por esta desconexión para estar en sociedad.

 

No me refiero a que todo sea maravilloso solo por conocernos, sino a que cuando sabemos cuál es nuestra naturaleza interior y vivimos acorde a ella, entonces nuestras decisiones suman paz al día a día y asumimos cualquier reto como puente para crecer y no como indefensión o falta de sentido.

Saber lo que queremos, lo que somos, es el primer y principal paso para la felicidad. Y no hay política, estructura social o principio filosófico que tenga mayor sentido que acercar a las personas a la felicidad. La sociedad, en el fondo, cobra sentido cuando caminamos todos hacia la felicidad y plenitud interior. ¿Vamos juntos?

 

¿De qué forma distingues lo que tú quieres? ¿Cómo puedes quitarte la máscara social y contemplarte tal como eres? ¿Quién ayuda en esto?

Pasaba antes que los maestros eran maestros, y que en las conversaciones no poníamos emoticonos sino caras de verdad… Pasaba que vivíamos más despacio y centrados. Sin tener tres conversaciones abiertas al mismo tiempo y pudiendo sentir y explorar lo que ocurría dentro de cada una de ellas. Pasaba, y sigue pasando, que hablando con alguien encontramos nuestras propias reflexiones.

 

Para conocerse no hace falta estar solo, aunque es un medio también para conseguirlo. Para conocerse basta estar atento y en calma con alguien y contemplar lo que ocurre. Necesitamos reflejarnos a nosotros mismos y prestarnos atención así. Frenar por un tiempo la voz externa que dice qué nos hará felices, en quién tenemos que convertirnos, dónde y con quién debemos vivir… Es parar y tomar unos momentos para hablar desde y sobre uno mismo y escuchar qué ocurre. Es tomar un té con alguien cercano, decidirnos por un proceso de coaching o, tal vez, aprender a ser coaches.

De esta forma se puede encontrar lo que uno quiere lejos de ese ruido, cuánta luz tiene dentro de sí para caminar en ello, o cuáles son sus motivaciones…

 

Si nos permitimos seguir en este ritmo frenético donde no sabemos qué queremos, si no escuchamos de nosotros mismos o permitimos a otros que lo hagan con nuestra sola presencia, esto de estar aquí tiene poco sentido. Habremos construido edificios y nos habremos inventado experiencias para estimularnos, pero no habremos vivido la plenitud y la felicidad de estar vivos en nosotros. De encontrarnos y acompañar a quienes tenemos cerca de que se encuentren.

Quizá, si viviéramos así el mundo sería diferente. ¿Lo imaginas?

Feliz lunes de lo que tú quieres y lo que tú eres. Hay tanta belleza en tu interior que confiamos y ponemos todo nuestro empeño en que vivas acorde a ella.

 

Paloma Mesonero-Romanos

 

 

¡Ven el jueves a nuestro evento OPEN QUESTIONS gratuito!

 

¿Conoces el Coaching como medio para descubrir tus propios objetivos? ¿Sabes cómo encontrar tu coherencia y acompañarte en ello?

¿Quieres venir este jueves a un Open Questions sobre Coaching?

¡Evento gratuito! Confirma tu asistencia aquí>

 

Tenemos preparada una tarde de preguntas sobre Coaching, Design Thinking y cómo nuestra metodología sirve para el autoconocimiento. ¡Tenemos una tarde preparada para que te lleves más de ti mismo!

 

¡PROXIMA EDICIÓN COACHING CON DESIGN THINKING! Certificación Coaching Profesional por ICF

13 Abril. 7 fines de semana intensivos

¡Pide una entrevista con nosotros!>

 

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.