Comportamiento no verbal

Todo estaba escrito en tu rostro como en una piedra antigua: si no quise leer fue por miedo a la revelación. (Anónimo)

 

Viajar en metro siempre lo he encontrado fascinante. Llamadme loco, pero creo que es muy poético también a las siete de la mañana cuando tengo que ir a trabajar y está repleto de gente.

Si te fijas, puedes aprender mucho sobre la personalidad de las personas que compartirán contigo un viaje y nada más.

Hoy 7 a.m., primera parada, entra un chico joven, bien vestido, una corbata nueva, tiene un papel en la mano y no para de agarrar las pelusas de su abrigo; se toca el pelo, luego la oreja y, finalmente, se queda con un gesto pensativo rascándose la barba. Tiene una entrevista de trabajo.

Segunda parada, una mujer, tendrá treinta años, sonríe ligeramente pero no es una sonrisa normal, hay algo que no encaja, esa sonrisa no es de alegría; gira el rostro, cruzamos la mirada, tímida ella mira abajo y noto sus cejas arqueadas. Está triste, algo le ha pasado.

Tercera parada, se sientan a mi lado una chica y un chico. Sus cuerpos están dirigidos uno delante del otro, como si fueran un espejo, visten además los mismos colores de camiseta, la chica resalta continuamente una sonrisa y él le toca el antebrazo. Se gustan.

Última parada, dos hombres salen y se acercan mucho a un joven, demasiado, no es una distancia pública. Su rostro es duro y sus cejas se unen hacia el interior, arrugándose. A pesar de que han salido juntos hablando, se colocan en puntos distintos. Son carteristas.

Bajo en mi parada y sigo sorprendiéndome de cuántas cosas se pueden entender sin utilizar las palabras.

El comportamiento no verbal es un lenguaje silencioso, pero que nunca se calla. Aunque estemos quietos nuestras posturas, gestos, expresiones faciales, distancias o apariencia comunican. Dan informaciones sobre nosotros: nuestros gustos, nuestra preferencias, nuestra identidad, nuestros valores, nuestras intenciones, nuestras emociones e incluso el grado de sintonía que tenemos con nuestro interlocutor.

Además, este lenguaje se ha forjado junto a la historia y el desarrollo de nuestra especie y, por eso, está en todo y es de todos. No hay ser humano que no comunique,  la comunicación no verbal tiene su aplicación y utilidad en cualquier profesión.

Hoy en día, la ciencia nos brida de muchísimas investigaciones científicas que pueden ser aplicadas en nuestro entorno profesional y el analista de la comunicación no verbal, utiliza metodologías de carácter científico, contrastadas con estas investigaciones, desarrollando así herramientas rigurosas para el análisis de la conducta humana.

Muchos profesionales, incluida la policía científica, utilizan estas herramientas como método para alcanzar sus objetivos de trabajo. Maestros, profesores, médicos, abogados, jueces, criminólogos, criminalistas, y un largo etcétera ya utilizan el comportamiento no verbal.

Nunca podemos llegar a saber qué piensa una persona, pero sí podemos inferir en cómo se siente.

Y no es poco …

 

Cristian Salomoni

Criminalista. Experto en comportamiento no verbal 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.