A lo largo de vuestra vida profesional, ¿cómo habéis lidiado con conflictos de intereses?

La International Coaching Federation (ICF), la mayor organización de coaches profesionales del mundo, cumple 25 años y, durante los últimos tres, ha trabajado en la nueva versión del Código Ético y Deontológico, entrado en vigor el pasado 1 de enero de 2020. En él, se describen los valores fundamentales de ICF y los principios y estándares éticos de comportamiento de todos los profesionales de ICF.

Los dilemas éticos pueden ocurrir en cualquier ámbito laboral. Este Código Ético es un marco de referencia que nos puede servir para nuestra experiencia profesional. Si habéis vivido un conflicto de intereses en relación a tus valores y los de la organización, ¿qué hicisteis para resolverlo? ¿En qué medida los valores personales de cada uno pueden estar alineados o desalineados con los de la propia organización?

El Código Ético de ICF, la primera de las 11 competencias de la profesión de coaching, ha sido elaborado por un comité de voluntarios de más de 16 países y se acuerda revisarlo cada tres años para incorporar mejoras. Se espera que los coaches sean embajadores de la profesión a lo largo del ejercicio de la misma y sin distinción de roles profesionales. Ya sean coaches, trainers, supervisores, mentores, coaches internos, etc. 

El desafío de ICF es integrar la ética en esta profesión de coaching y preservar una serie de conductas que nos den ese marco de referencia en el que todos estemos de acuerdo. Por lo tanto, el objetivo no es solamente comprender el Código Ético y los estándares que nos proponen, sino también incorporarlos en nuestro día a día de trabajo.

En vuestra profesión, ¿qué dilemas éticos pueden surgir? Tener autoconsciencia de cuáles son nuestros dilemas éticos y autocontrol, para saber lidiar con ellos, es una premisa fundamental en cualquier organización. Debemos reflexionar y saber cómo superarlos, y siempre con el completo compromiso hacia la profesión.

La importancia del correcto progreso del experto en coaching, nos lleva a hacer especial hincapié en el desarrollo de las competencias del coach y el autoconocimiento a lo largo de las formaciones en el Máster en Coaching Profesional acreditado como ACTP.

Uno de los apartados que más se está intensificando desde ICF, es el de las definiciones clave. Palabras como cliente, conflicto de intereses o igualdad son algunos de los términos que se recogen en este marco de referencia. Así como también, la responsabilidad con clientes y en el desarrollo del oficio del coach.

Os animo a reflexionar sobre la importancia de un marco de referencia en tu ámbito profesional. Si quieres más información sobre el nuevo Código Ético de ICF, puedes leerlo pinchando aquí

 

Equipo de Instituto Hune

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.