Los mapas mentales y la comunicación

“La realidad es que esos mapas están completos, solo que hemos decidido no sufrir y desconectarlos”. Joaquina Fernández

Desde que nacemos, todos nosotros tenemos experiencias en nuestra vida que vamos grabando en nuestro cerebro. Decía nuestra querida Joaquina Fernández que la comunicación por encima de todo, lleva a las personas a comprender que las experiencias, formas de vivir etc. nos llevan a configurar una manera de ver las cosas que no siempre va a coincidir con la del resto.
 
Todas estas experiencias que vamos acumulando nos llevan a hacernos un patrón de comportamiento o forma de responder, actuar en diversas situaciones que nos sirven y, como nos sirven, lo que hacemos es repetirlos. Esto genera un patrón común dentro de ti. Muchos de vosotros, habréis oído hablar de los mapas representacionales o mapas mentales, estos son representaciones internas que se hace la persona y que graba en su cerebro. Existen tres tipos: el mapa visual, graba lo que vemos; el mapa kinestésico, graba lo que sentimos, las sensaciones; y el mapa auditivo, graba lo que escuchamos. Estos mapas los tenemos todos y los tenemos activos. Bandler y Grinder lo definen como “un modelo de comunicación centrado en la relación entre patrones de comportamiento de éxito y las experiencias subjetivas que dan lugar a dichos patrones”.
 
Te propongo pensar en un patrón que repitas constantemente en tu vida. ¿Crees que ese patrón le sirve a tu pareja o amigo? ¿Cómo sabes cuál es el mejor? Podríamos decir que todos si nos dan solución. Ahora bien, ¿ese patrón te está potenciando o anulando? 

Los patrones se usan para relacionarnos y son generados a partir de nuestras vivencias. Joaquina Fernández, nos decía que tienen que ver con la causa y el efecto, “vivo una situación que me contrae y a partir de ahí limito mi forma de ver el mundo”. De los tres mapas mentales que tenemos, nuestra experiencia de vida nos hace anular alguno de ellos para evitar el dolor y sufrimiento.  Por lo tanto, si nuestros mapas nos dan la posibilidad de expresarnos con total libertad en tres niveles. ¿Qué pasa cuando anulamos uno?

Depende de cómo la persona se encuentre por dentro, verá el mundo de una forma u otra. Si te sientes pleno y bien, la forma de ver el mundo es más objetiva, neutral. Si tienes algún mapa desconectado, no podrás expresarte en toda tu capacidad. No te estás dejando ser. 

Joaquina Fernández, estudió los mapas mentales desde la comunicación no verbal. Como decía cuando impartía formación en comunicación no verbal y en sus investigaciones, antes de nada, lo primero que tienes que hacer es aceptar que tenemos los tres mapas mentales y aceptar que hay uno preferente. “La comunicación no verbal solo camina cuando te aceptas en primer lugar”, primero es el autoconocimiento, saber quién soy y, cuando me acepto, entonces podré caminar

 

Equipo de Instituto Hune

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.