“Creo que de una manera u otra aprendemos quienes somos realmente y luego vivimos con esa decisión”.

Eleanor Roosevelt

 

Tenemos entendido que quien comunica bien es alguien seguro y posicionado, que expresa buenas ideas y entona su voz, que tiene presencia en el escenario y es capaz de movilizar al público… Prestemos atención, estamos viendo el resultado de un trabajo interior previo. Por eso, los tips, la copia a estos modelos y el entrenamiento son solo una prueba de maquillaje que no dura mucho tiempo y que, por dentro, siguen generando inseguridad para comunicar. Al fin y al cabo, no comunicamos desde nosotros mismos y seguimos teniendo miedo a que se nos caiga el chiringuito.

 

El trabajo profundo de un buen comunicador implicó encontrarse consigo mismo y descubrir cuál es el mensaje que quiso comunicar. Si miras, por ejemplo, el discurso de Steve Jobs en Stanford; el de Oprah en los Globos de Oro; a Will Smith tras saltar en paracaídas o a Madonna con su premio a mujer del año, puedes comprobar que algo que conectó directamente contigo al escucharles es la honestidad de compartir quiénes son y su particular punto de vista. Desde su experiencia, su certeza, la autenticidad de haberlo comprendido.

Consiste en quitarse máscaras.

 

Nos ponemos nerviosos y tememos hablar en público cuando por nuestra cabeza pasa la idea de que no sirve quienes somos para presentarnos ante nadie, o que solo serviría si lo adorno lo suficiente para seducir o persuadir con una batería de argumentos. Comunicamos desde donde nosotros tenemos nuestra barrera, pero no la vemos.

 

Esto es lo serio. No vemos la propia manipulación que hacemos de lo que queremos decir y la forma en que lo decimos. Y es que no podemos comunicar ni movilizar a otros si no hemos mantenido previamente una conversación silenciosa pero profunda con nosotros. Reconocer dónde están nuestros propios miedos y detectar desde dónde hablamos… ¿Desde la necesidad? ¿Desde el desasosiego sobre si me aceptará el otro? ¿Desde la autenticidad y la confianza que resulta de nuestro amor propio?

Si detectas tu barrera, si te haces consciente de ella, entonces puedes entrar en ese diálogo interior para resolverlo. Hay varias formas de detectar esa barrera:

 

  1. Que distingas cuál es tu inquietud principal a la hora de hablar. (Gran ejercicio de honestidad, por cierto)
  2. Que observes cómo te comportas y cuáles son las expresiones que más utilizas para, así, detectar dónde se aloja tu miedo y hacerlo consciente.

 

En el Instituto Hune, en todos nuestros cursos de comunicación, la clave está en comunicar y ver los escudos que cada uno utiliza, hacerlos visibles y, entonces, facilitar las herramientas para afrontar una comunicación auténtica y sin maquillajes.

  • Está por ejemplo el escudo de la seguridad y la dureza: Es ese en el que la comunicación puede llegar a ser incluso iracunda, tajante o tan impersonal y práctica que no hay lugar a las personas y la sensibilidad.

 

  • O, por el contrario, conversaciones complacientes y dulcificadas en las que al final uno no es claro por temor a no ser aceptado o a afrontar tensiones que no es capaz de soportar.

 

  • También están quienes necesitan todos los argumentos y el tiempo de estudio de cada información que se va a comunicar o que se está escuchando, perdiendo de nuevo la esencia de que cada información clave está descodificada por y para las personas.

Traer a la luz estas incoherencias personales produce una verdadera transformación, ya que comunicamos para estar cerca de las personas y, sin embargo, seguimos inconscientemente sintiéndonos mejor con un buen escudo delante.

 

Quitar el miedo infundado a ser tú mismo y a encontrarte en ello, a valorar lo mejor de ti y compartirlo haciéndolo extensivo…

 

Ya lo decía Séneca… “Decir lo que sentimos, sentir lo que decimos… Concordar las palabras con la vida”.

Muy feliz inicio de semana, 

 

 

 

Paloma Mesonero-Romanos

 

 

NUEVO TALLER COMUNICAR SIN MIEDO AQUÍ

 

 

PRÓXIMOS EVENTOS:

 

14 Febrero: Taller Recupera el Amor (más info e inscripciones en info@institutohune.com)

23-24 Febrero: Comunicar Sin Miedo >

26 Febrero: Laboratorio Educativo>

3 Marzo: Coaching del Inconsciente>

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.