La inteligencia emocional nos enseña a vivir

“No sabemos lo que queremos y aun así somos responsables de lo que somos, eso es un hecho” Jean Paul Sartre

Pocas veces nos damos cuenta, pero los resultados de nuestra vida y la felicidad con la que vivimos, dependen en toda medida de la gestión emocional que tenemos. Cada área de nuestra vida se filtra y transforma en función de lo que sentimos.

Daniel Goleman, psicólogo, periodista y escritor estadounidense, popularizó el término “inteligencia emocional” con la publicación de su libro Emotional Intelligence en 1995. Goleman revolucionó con la idea de que el éxito de todas las personas, no depende de su cociente intelectual, sino del nivel de desarrollo de las habilidades personales que posean. Lo que realmente importa para la felicidad, los logros vitales es “un conjunto definido de habilidades sociales”. Para este autor, la inteligencia emocional se define como “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones”.  

En el pasado taller de inteligencia emocional, Sandra Huertas coach y formadora de Instituto Hune, nos decía que la inteligencia emocional lo que nos dice es quienes somos y de qué estructura estamos hechos. Lo que aprendemos es que todos somos seres completos porque tenemos todo lo que necesitamos para vivir y complejos porque estamos en constante desarrollo toda la vida. De tal manera, que la persona ha venido a hacer un camino de aprendizaje y de realización. 

La inteligencia emocional nos enseña a conocer nuestras cualidades, debilidades, cuál son los patrones que repetimos a lo largo de nuestra vida; qué necesitamos cambiar, qué necesitamos superar o qué necesitamos abandonar. Detrás de cada una de nuestras pasiones, reacciones, necesidades, patrones… hay una intención escondida y que da sentido a todo lo que hacemos. Joaquina Fernández siempre nos decía que el cerebro es “la máquina más maravillosa” y que es imposible que a través de él no consiguiéramos todo aquello que nos propongamos. 

En el máster de inteligencia emocional de Instituto Hune desarrollamos todo el pensamiento de Joaquina Fernández a través de las competencias emocionales, entendiendo cómo funciona nuestro cerebro, cuál es nuestra preferencia cerebral, qué cualidades nos acompañan así como las debilidades, qué es lo que necesitamos aprender o reforzar para que nuestro cerebro trabaje de una forma integral. Además, nos enseña una mapa de competencias maravilloso que nos permite aprender a vernos a nosotros mismos y aprender a ver al otro. 

Somos Inteligentes emocionales cuando:  

  • En lugar de REACCIONAR a lo que pasa, tomamos conciencia sobre nuestro estado interno y RESPONDEMOS encontrando la mejor solución 
  • CONECTAMOS de forma auténtica con las personas al relacionarnos en lugar de AISLARNOS o evitar la experiencia emocional. 
  • Encontramos nuestra MOTIVACIÓN y el modo idóneo de nuestro APRENDIZAJE para diseñar el futuro que queremos. 
  • Lideramos nuestra vida con las DECISIONES que se alinean con quiénes somos y nos COMPROMETEMOS, por fin, con este camino. 
  • Somos felices porque hemos conectado con nuestro SER a través de las emociones que sentimos y, entonces, la vida se transforma. 

 

¿Quieres saber más sobre el porqué de tus decisiones? ¿Buscas reconocer tus emociones y vivir inteligentemente con ellas? ¿Buscas crecer profesionalmente y acompañar a las personas en sus procesos de cambio?

 

Este viernes comienza la formación en inteligencia emocional, te esperamos 🙂 

 

El Equipo de Instituto Hune

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.