Mantén positivos tus valores porque tus valores se convierten en tu destino. – Mahatma Gandhi-

 

¡Fuerza y honor!, gritaba Russel Crowe a sus hombres antes de entrar en la batalla. Esas palabras lanzadas al viento a centenares de soldados, eran la guía para todos ellos.  No valía luchar de cualquier manera, el general dictaba, “fuerza y honor”. En esta película maravillosa de Ridley Scott, Gladiator (2000), vemos claramente como los valores hablan de quienes somos y de cómo están unidos a nuestro comportamiento.

Pero, ¿tenemos que ser héroes para vivir unidos a nuestros valores? ¿qué pasa con el resto de personas, qué pasa conmigo y con mis valores?

 

Los valores nos acompañan siempre. Aquellos que denominamos los valores rectores, los que nos dan la identidad y nos enseñan a permanecer en lo que somos, los aprendemos en la infancia, de nuestros padres. Más adelante, en la adolescencia y juventud los vamos ampliando con nuestro grupo de iguales, pero también sumamos en la edad adulta, con la madurez de nuestras experiencias de vida. Nuestros valores son el repertorio de cualidades que nos amplían la visión que tenemos de lo que somos y nos permiten alcanzar todos nuestros éxitos.

Cuando estamos en nuestro valor, el que sea que necesitemos en estos momentos, encontramos la fuerza y la valentía para realizar con éxito todo aquello que nos proponemos. Encontramos sentido a lo que hacemos, nos permite afrontar y superar retos y nos proporciona el arrojo para defender aquello que es importante para nosotros. Recordad “Qué bello es vivir” (1946) y cómo George Bailey, un hombre humilde y sin poder aparente, es capaz de mejorar la vida de decenas de personas gracias a no renunciar a los valores en los que cree profundamente.  En esta deliciosa película de Frank Capra, vemos cómo el éxito y el prestigio, siempre van de la mano de nuestros valores. 

Entonces, ¿qué podemos hacer para mantenernos en nuestros valores?

 

En primer lugar, necesitamos reconocer nuestros valores y defenderlos para que nada ni nadie nos los pueda arrebatar. En el Señor de los Anillos: La comunidad del Anillo (2001), Gandalf se enfrenta en Minas Moria al Balrog, una criatura oscura de las profundidades, un rival terrible, al que contiene diciéndole: “¡No-puedes-pasar!”. Como Gandalf, debemos defender nuestros valores con la misma determinación porque sin ellos “te quedas sin ti”, como decía una maestra muy querida por mi.

En segundo lugar, es preciso que pongamos nuestro foco, nuestra intención en desarrollarlos para que podamos experienciar todas nuestras posibilidades. Recordad que nuestros valores nos conectan con nuestro poder. Para ello será necesario que elijamos uno de ellos, el que necesitemos en estos momentos, y desarrollemos un plan de acción concreto. 

Si mi valor es la salud, ¿en qué área de mi vida lo voy a desarrollar?, ¿quizás revisando y cuidando mi alimentación?, ¿qué necesito para poder cocinar rico y sano?, ¿ como sé el qué siempre me hace daño?, ¿qué necesito incluir en mi dieta, y qué debo abandonar?.

En tercer lugar, necesitamos saber qué es aquello que nos saca de nuestro valor. Podemos reconocer cuál es nuestro valor rector, podemos tener la decisión de mantenernos en él e incluso un plan de acción  que nos ayude de forma activa y útil. Sin embargo, hasta que no sepamos qué es aquello, que de forma invisible e inexorable nos saca de nuestro valor, estaremos a expensas del vaivén de los acontecimientos y de las emociones. 

Si nuestro valor es la alegría, podemos vivir alineados con él, trabajando para no hacer nada que comprometa su salud. Pero, hasta que no sepamos que nos arrebata la alegría de golpe y sin previo aviso, no viviremos plenamente en él.  Podría ser que sentirnos defraudados nos conduce directamente a la tristeza, o la desilusión,  o la pérdida de sentido… Da igual, cada uno debemos encontrar cuál es ese Balrog que nos arrebata nuestro valor y con él todo nuestro poder.

 

Sandra Huertas

Experta en Inteligencia Emocional

2 respuestas a “Fuerza y Valores”

  1. Óscar dice:

    Me encantan las sincronías mágicas que suceden con Hune y todo lo que unen 😉
    ¡Gracias!

    • Noelia Estévez dice:

      Hola Óscar! Nos tendrá que decir qué significa esto pero suena tan maravilloso…
      Mil gracias por tu mensaje tan cariñoso. Un abrazo grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.