“Algo vivo quiere, antes que nada, dar libre curso a su fuerza, la vida misma es voluntad de poder”.

Friedrich W. Nietzsche

 

Comienza la primavera y con ella un impulso interior de crecimiento y de conexión con el otro. Las emociones parecen que están más dispuestas a salir, a manifestarse dando rienda suelta a su expresión, sea la que sea. Por ello, en esta época del año nos volvemos un poco más sociables, un poco más abiertos, un poco más irascibles. Pero también, aparece una mayor inclinación a los deseos y a los apetitos. De repente queremos comer más, salir más o podemos fantasear con otro tipo de vida “más apetitosa para nosotros” que la que tenemos en estos momentos. Es en estos meses donde vamos a tener que acudir a nuestra fuerza interior para ser capaces de iniciar proyectos y mantenernos en ellos, manejar nuestro mundo interior conmovido por la inestabilidad de nuestras emociones y mantener con buen criterio el respeto a las normas y a la autoridad en la que vivimos.

Sin embargo, si hay algo que nos resulta antipático, es pensar en nuestra voluntad. Rápidamente pensamos que la voluntad es esforzada, aburrida y que desde luego va en contra del disfrute de la vida o de las compensaciones que nos damos por todos los sin sabores que vivimos. A pesar de esto, hoy veremos 10 razones que nos ayudan a conocer mejor las bondades de la voluntad para que podamos reconciliarnos con ella y empezar a adorarla.

 

  1. La Voluntad es la fuerza interior que movemos para alcanzar nuestros objetivos y vivir felices en nuestros logros.
  2. La verdad sobre la voluntad es que es imposible no tener voluntad. Tanto si hacemos algo como si no lo hacemos, esa es nuestra voluntad.
  3. La voluntad es una fuerza poderosa, pero necesitamos conocer cuál es el comportamiento que repetimos una y otra vez que nos saca de nuestra voluntad, aquel comportamiento que es el enemigo de nuestro propósito.
  4. Cuando nos cuesta hacer algo y vemos tambalear nuestra voluntad es que los apetitos han hecho su aparición y luchan por dominarnos. Necesitamos conocer la naturaleza del apetito y poner nuestra voluntad al servicio de nuestras necesidades.
  5. La voluntad de forma callada y discreta nos muestra realmente lo que hacemos, y también lo que no estamos dispuestos a hacer, a aceptar o a aprender. De esta manera, la voluntad nos muestra el verdadero rostro de lo que queremos vivir y eso nos ayuda a aceptarlo o cambiarlo si nos damos cuenta que no nos gusta.
  6. La inteligencia volitiva nos permite construir y vivir la vida que queremos para nosotros, ¿pero qué pasa cuando no vivimos nuestra voluntad? Revisa con delicadeza y sin crítica tu voluntad para restaurarla en aquellas áreas de tu vida en las que sea necesario.
  7. El estado de salud de nuestra voluntad nos va a dar el ratio de nuestro progreso personal, profesional, económico, social. Cuanto más fuerte y sana se encuentre nuestra voluntad, más garantías tendremos de alcanzar nuestras metas y avanzar en nuestros proyectos vitales.
  8. Si todos tenemos voluntad, la pregunta a responder es , ¿al servicio de qué la tenemos puesta? ¿Ponemos nuestra fuerza en sobrevivir, en superar las dificultades del día a día?, ¿la ponemos al servicio de una inquietud interior de crecimiento y superación? o ¿la ponemos al servicio de nuestros valores y de ese sentido interno que nos permite vivir alineados con nosotros mismos?
  9. La voluntad permite nuestro crecimiento en los tres planos vitales: en el plano físico, permite conseguir lo que nos proponemos y vivir con éxito. En el plano emocional, pone límites a nuestras emociones y crea un mundo interior y relacional en equilibrio. En el plano mental, otorga la capacidad de obedecernos y vivir con libertad.
  10. Nuestra voluntad es, junto con nuestros valores, la aliada más fuerte que tenemos. Nada, nada, nada puede vencer una voluntad fuerte y sana.

 

 

Sandra Huertas

Experta en Inteligencia Emocional 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.