“Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos un instante en el paraíso”. 
JORGE LUIS BORGES
Son años y campañas publicitarias sobre nuestras espaldas para construir en las cabezas un significado de belleza relacionado con un canon concreto. Quizá también relacionado con un rol… Cada uno anhela algo de esa belleza que cree no tener.
Hoy vengo a proponer la belleza desde otro punto de vista para que, nos acerquemos o no a estos moldes, la hagamos radiante.

Me atrevo a decir que todos hemos contemplado algo bello y, de hecho, esta observación puede parecerse a una experiencia de plenitud. Un momento en el que, si no aparece el juicio ni las comparaciones, la noción del tiempo se disipa y nos parece estar más cerca de la divinidad. Podemos comprobarlo en composiciones musicales, en piezas arquitectónicas que abruman, en voces que emocionan, en la naturaleza, en unos rasgos equilibrados, en la inocencia de un bebé. La belleza, que no la estética, es la sencillez del ser. El funcionamiento natural e impecable de lo que es.

Rousseau decía que lo bueno era lo bello puesto en acción. Pues yo creo que lo bello es lo bueno puesto en acción. Y aquí está la clave de lo que quiero compartir hoy. La belleza que está en ti es el resultado del funcionamiento natural de quien eres. La semilla de la belleza y de la plenitud están en ti, siempre y cuando, pongas en marcha el potencial que hay en tu interior de forma continuada y consciente. Esa naturalidad que facilita tu funcionamiento, puede hacerte feliz y, además, convertirte en emisor de una apacible energía a tu alrededor.

Por esto, la idea de identificar la belleza a un canon nos aleja de quien somos para dispersarnos en apariencias. Solo irradiamos desde la coherencia. La belleza está hasta en los actos cuando eres tú quien confía en lo que puedes aportar. Cuando existe autenticidad.

Ahora bien, en esto de las bellezas y de las campañas de las que comenzábamos hablando, es fácil caer en la comparación. Al menos yo pienso que salvo un gran trabajo de seguridad personal, es fácil caer en pedirnos distintos rasgos que se acerquen más a las imágenes de las pantallas. ¿Y si en lugar de cirugías estéticas o de estrategias de apariencia utilizamos nuestros valores para brillar siendo nosotros mismos? De hecho, la eficacia real de las estrategias de belleza es que cambian la actitud y generan confianza en las personas, por lo que, a partir de ahí comienzan a mostrar la belleza interior que siempre ha estado viva.

Otro punto de vista interesante sobre esto, y si nos situamos como observadores de belleza, son los sentimientos que provoca contemplar lo bello. Entonces, ¡Qué gran valor tiene mostrar nuestra belleza al mundo para generar estos sentimientos en quien nos observa! Ojo, que no estoy diciendo que caigamos en la complacencia de aparentar para despertar emociones positivas, eso sería un ejercicio de autodestrucción y falsedad. Me refiero a que si mostramos quienes somos con fluidez y con una creencia positiva sobre nuestro valor, a nuestro alrededor se gozará inmensamente de esta expresión poderosa sobre nosotros mismos.

Si echamos un vistazo a las reconocidas teorías de la física cuántica, la primera idea presente es que somos creadores a medida que observamos, o sea que lo que pienso, a través de mis ojos, se convierte en la realidad de mi día a día. Esto, es tan importante para mirarnos a nosotros mismos como al mirar a nuestro alrededor. Creo que en este mundo hay suficientes noticias desesperanzadoras y desalineadas con la felicidad común, así que, todo lo que de nosotros sume hacia crear un ambiente armónico es verdaderamente necesario. ¿Creas belleza cuando te contemplas a ti mismo? ¿Haces bellas tus cualidades? ¿Reconoces la belleza en tu entorno? ¿La creas?

“La belleza no mira, solo es mirada”.
ALBERT EINSTEIN 

Al final -invito de nuevo a que cada uno opte por su punto de vista- observar nuestra belleza para crearla, fomentar lo bello sobre nuestro entorno y lucirla naturalmente para armonizar, puede tratarse de la responsabilidad cuántica de generar una vibración común.

Feliz semana con tanta y tanta belleza…

PRÓXIMOS EVENTOS
¡TALLER COACHING DEL
INCONSCIENTE!

Sábado 3 de Junio
con Jon Elejabeitia
10:00 – 19:00
Info y reservas
¡Abierta matrícula MASTERS!

NUESTRA FORMACIÓN
Precios especiales hasta Junio
2017 – 2018

Info y reservas
¡SEMINARIO DEL PERDÓN!
con Joaquina Fernández
7, 8 y 9 de Julio
¡Reserva ya tu plaza!
Oferta 150 euros
Info y reservas
Compartir
Tweet
Reenviar
Copyright © 2017 Instituto Hune, All rights reserved.