“La verdad no demanda creencias”. 
DAN BARKER

Como tantas otras semanas, no vengo a compartir verdades ni ciencias incuestionables, sino a abrir puntos de vista y a plantear reflexiones que nos puedan llevar a comprendernos mejor y a vivir más ligeros, más libres.

En esta época de “despertar” personal, nos encontramos a menudo con la idea de que nuestra forma de pensar sobre nosotros mismos conforma quienes somos. De ahí el hincapié por multiplicar las creencias fortalecedoras y reducir a la mínima expresión nuestras creencias limitantes. Una creencia, como muchos sabéis y como otros necesitamos recordar, se trata de una idea sobre nosotros mismos o nuestro entorno que consideramos verdad y de la que almacenamos evidencias claras. Es una interpretación de lo que sucede, pero de la cual difícilmente nos desprendemos.

Revisando sobre los tipos de creencias y sobre cómo crecer en ellas para cumplir aquello de “Quién soy y quién seré en el futuro depende de mi creencia”… rebuscando en nuestro archivo secreto… caí en la cuenta de que posiblemente utilizar las creencias era algo dudosamente eficaz en sí mismo. Fueran estas fortalecedoras o limitantes.

Nuestro cerebro y nuestro ego buscan las evidencias, no para darse una palmadita en la espalda, levantar el mentón y entonces salir de casa con la capacidad de comernos el mundo, sino porque necesitamos certidumbre. Quizá no es una cuestión de lo que pensamos sobre nosotros mismos, sino de vivir y repetir certezas. Creencia no es confianza, no es fe, menos aun potencial. Creencia es adoptar una idea como verdad y repetirla, a ser posible. Precisamente por esto, creencia quizá sea vivir en el pasado. En un cerebro límbico que nos permite sentir de una forma cómoda, pero que no nos lleva a la magnitud real de nuestras posibilidades.

Inquieta por esto, y perdonadme si lo estoy llevando a lo personal, interrumpí a Jon en su trabajo y le plantee esta misma cuestión. Por un momento, sorprendido y apoyando la idea de creencia fortalecedora como herramienta potente en el crecimiento de las personas, ordenó mis pensamientos con el siguiente ejemplo (la cabeza privilegiada de Jon tiene la capacidad de ordenar tus pensamientos y sacar de ti ingenio y razonamiento):

Se hizo un estudio sobre las creencias fortalecedoras y el positivismo irracional muy típico de las corrientes motivacionales en el que ante una misma tarea –retadora pero factible- a un grupo se le motivó con frases del tipo “Tú puedes” “¡Venga campeón!”, “Esta tarea es tuya”, “Eres el mejor”… y a otro grupo con el que se optó por “¿podrías hacer esto?”, “¿eres capaz de…?”, “¿y si pudieras…?”…

En el primer grupo las dos respuestas principales fueron de capacidad –cumpliendo la tarea- y de frustración –por no cumplir la tarea, y además, bajar el listón de las expectativas que se pusieron-. Sin embargo, en el segundo grupo, no apareciendo la frustración –pues se había planteado todo como una pregunta y como un reto a las propias capacidades- los resultados y el número de soluciones superaron al grupo positivamente inducido.

El reto nos invita a dar de nosotros más allá, sin centrarnos en la certeza del resultado, sino entregándonos a la causa con motivación y curiosidad por el alcance de lo que hacemos. Sin embargo, las creencias fortalecedoras o limitantes, a veces nos llevan a un resultado encasillado. A una respuesta que se espera y que esperamos de nosotros mismos que no va más allá. Que se queda en el pasado cumplido y no en el futuro posible e infinito que podríamos crear.
Además, ¿cuántas veces hemos adoptado creencias potentes y fuertes hacia nosotros mismos que no terminamos de considerar nuestras? ¿Qué daño nos hace presentarnos como algo en lo que no nos identificamos? ¿Cuánto potencial hay en lo que vives de ti mismo?

“Le creemos demasiado a las creencias, porque es más cómodo no cuestionarnos a nosotros mismos“. WALTER RISO
No tenemos el resultado de la vida. Pero sí podemos entregar toda nuestra capacidad a ello, sin certezas, sin repeticiones. Dando de ti, abres la posibilidad a cada instante de crear lo nuevo y lo infinito. Comienzas a crear.Feliz semana creada con curiosidad. O creída, siempre lo que tú prefieras.

 Paloma Mesonero-Romanos
¡PRESENTACIÓN CURSO EXPRÉS DE COMUNICACIÓN APLICADA CON JOAQUINA FERNÁNDEZ!
¿Quieres venirte?
Martes 16 de MayoReserva tu plaza aquí
PRÓXIMOS EVENTOS
¡NUEVA EDICIÓN!
Curso Exprés Comunicación Aplicada
Joaquina Fernández
29 Mayo – 4 Junio
Info y reservas
¡Abierta matrícula MASTERS!

NUESTRA FORMACIÓN
Precios especiales hasta Junio
2017 – 2018

Info y reservas
TRASCENDENCIA
con Joaquina Fernández
22 de Mayo. 19:00 – 21:00
¡Gratuita!
Plazas limitadas
Info y reservas
Compartir
Tweet
Reenviar
Copyright © 2017 Instituto Hune, All rights reserved.