“¿Mi pasatiempo favorito? ¡La risa!”.  
DALAI LAMA
La idea de inteligencia emocional ha podido confundirnos a algunos entendiendo que se trata, además de reconocer y poner nombre a nuestras propias emociones, de aprender herramientas para transformarlas todas en principalmente positivas.
Darwin ya estudió la universalidad de las emociones, confirmando que en cuanto a emociones no hay especialidades. Todos sentimos las mismas y lo reflejamos de la misma manera. Las emociones son una respuesta bioquímica del cuerpo que nos moviliza. Lo interesante de todo este mecanismo físico es entender el mensaje que pueda  llevar detrás. Para qué nos sirven.

El cuerpo humano está planteado para mantener un equilibrio hormonal y fisiológico que nos lleva a ese bienestar que –quiero pensar que todos- hemos vivido cuando “todo está bien”. Nuestro cometido es cuidar ese equilibrio interno, así que las emociones podrían entenderse como mensajes de “cómo va el sistema por dentro” y qué necesita para restaurarse. Las emociones entonces pasan de ser expresión a ser conciencia, a servir.

Hoy aparece la risa como recurso emocional. Incluso, con su propia ciencia que la estudia: La Gelotología.
Hay dos vertientes de la risa que podemos sacar a la luz y aprovecharnos de ellas.
Por un lado, la risa es un comportamiento con repercusiones fisiológicas positivas y reguladoras de todo nuestro funcionamiento interno. Tantas bondades hacen de la Risoterapia una ciencia que lejos está de reírse de payasadas, sino de utilizar los beneficios para sanar fácilmente algunos mecanismos.
Os invito a que, además de reconocer sus resultados, miremos un poquito más allá, veamos qué los haría todavía más transformadores:
          Estudios:
  • Alivia el dolor: Reírse activa glándulas a lo largo de todo nuestro sistema nervioso central que segregan hormonas como las endorfinas, las encefalinas y la inmunoglobina. Todas estas nos producen bienestar y ajustan los principales centros de estrés y sus hormonas correspondientes (cortisol y adrenalina principalmente).
          Podría significar:

  • Relativizamos, de repente, paramos nuestro discurso mental para aprovechar aspectos positivos y felices que la vida nos presenta. Nos situamos en el presente, reírse corta cualquier pensamiento, reírse es una experiencia y ésta nos trae al aquí y al ahora.
  • Favorece el sistema circulatorio. Tanto porque al reírnos los músculos vibran y masajean internamente a todo el cuerpo, como por el efecto de las hormonas de las que hemos hablado.
  • Fluimos con la vida y bombeamos pasión, ganas y esperanza a la situación.
  • Detoxifica el sistema respiratorio. Cuando nos reímos vaciamos por completo los pulmones y limpiamos parte del aire que se queda vagamente habitando en nuestros pulmones. Renovamos totalmente.
  • La respiración es vida, los pulmones son el órgano de la vida. Como si de una limpieza de armario se tratara, esta purga pulmonar revitaliza y, de nuevo, nos ayuda a desprendernos de lo que no es necesario.
  • Activa y fortalece el sistema inmunitario. Hace que aumente el número de anticuerpos y defensas en el cuerpo, además de que activa felizmente a las que ya están funcionando para cuidarnos.
  • La Gelotología demuestra que la risa aumenta la autoestima y nos hace sentirnos más capaces y seguros sobre nosotros mismos, quizá esta lectura de fuerza física y mental hace de la risa un recurso muy valioso para salir adelante ante la adversidad.
  • Socializamos más fácilmente cuando compartimos la risa: La empatía, las neuronas espejo y el sentimiento de pertenencia aumentan cuando nos comprobamos riendo unos con otros, incluso en mayor medida que cuando se afrontan las situaciones con seriedad y protocolo.
  • Es fácil fingir una sonrisa, pero la risa nos refleja claramente la autenticidad de la persona.
Al hilo de esto último, el segundo aspecto de la risa es que es un fenómeno social. Y para que esta parte de relaciones funcione, aspectos como la autenticidad, el respeto permanente y el gozo en relacionarnos provocarán risas saludables, conectivas, inteligentes y que nos movilicen hacia un mejor equilibrio de nosotros y de nuestra forma de vivir con los demás.

Que tengáis una muy feliz semana y ojalá, encontremos todos los motivos para reírnos.
¡Hasta la semana que viene!

¡ÚLTIMAS PLAZAS PARA EL TALLER DE CREATIVDAD
CON JOAQUINA FERNÁNDEZ!
5 y 6 de Mayo

Reserva tu plaza aquí

PRÓXIMOS EVENTOS
¡NUEVA EDICIÓN!
Curso Exprés Comunicación Aplicada
Joaquina Fernández
29 Mayo – 4 Junio
Info y reservas
¡ÚLTIMAS PLAZAS!
CREATIVIDAD
Joaquina Fernández
5 y 6 de Mayo
Info y reservas
TRASCENDENCIA
con Joaquina Fernández
22 de Mayo. 19:00 – 21:00
¡Gratuita!
Plazas limitadas
Info y reservas
Compartir
Tweet
Reenviar
Copyright © 2017 Instituto Hune, All rights reserved.