“Nuestra creatividad cede, al final, ante la rutina y el hábito”.  
MICHAEL MICHALKO

No necesitamos ser genios para aprovecharnos del resultado de la creatividad. En general, tenemos demasiado asociado el adjetivo “creativo” a una proporción minúscula de diseñadores, artistas, maestros de la ciencia o visionarios. Ser creativo no es ser un genio, pero no reconocerse creativo, sí es motivo de fracasos.

Hacer operativa nuestra creatividad no es poner el foco en el resultado, sino en el inicio del proceso. ¡Queremos un final rompedor y solo pensamos en esa forma final! Seguimos asociando la bombilla encendida a la gran idea, al resultado genial… ¿y si nos fijáramos en las cuestiones que esta bombilla comienza a iluminar?

La diferencia fundamental que tienen frente a nosotros quienes encuentran sus resultados creativos está en que el planteamiento primero de sus retos particulares es divergente, amplio, novedoso, retador consigo mismos y sus repeticiones. Rescatar al creativo que hay en ti no es dar un brochazo nuevo al lienzo, sino preguntarse al principio, ¿por qué un lienzo?

Lo que nos ocurre, al menos a mí y a la gran mayoría de las personas que estamos en la media, es que tenemos un surco definido sobre el que maniobrar en el día a día, y éste, nos limita el acceso a lo nuevo y a la conciencia de las cosas. El cerebro quiere facilitarnos al máximo los procesos, y por eso los automatiza y hace secuencias definidas de cómo funcionar. No es cuestión de abanderar una rebelión frente a estos automatismos, pero sí cuestionarlos. Es posible, de hecho puedes comprobarlo, que la sencillez de una pregunta diferente te lleve a un lugar diferente. Esto es creatividad.

Toma unos instantes y revisa en qué situaciones quieres unos resultados diferentes a los que estás obteniendo… y pregúntate ahora si tu enfoque sobre cada situación es diferente al enfoque que tuviste ayer. A veces, esperamos un golpe de suerte que nos permita desatascarnos y entonces, sentir la capacidad de encontrar soluciones. Pero, para ser más realistas y sobre todo independientes, nos viene mejor hacer el cambio de perspectiva y divertirse con los nuevos resultados.

Prueba desde lo micro. La propuesta no es coger los grandes temas que mantenemos en la cabeza, sino los más pequeños, diarios, aparentemente insignificantes y retarte a hacerlos de forma diferente. Olvidarte por un momento de ti mismo y tus repeticiones, cuestionarte tu forma de funcionar y entonces, todo puede cambiar… Por ejemplo, si tu costumbre es dar respuesta a todo lo que te preguntan porque tu papel hasta ahora ha sido “debo saberlo todo”, prueba a no contestar alguna vez; a decir “no lo sé…”; o descubre a qué sabe dejarse ayudar si tu costumbre es ser tú quien ayuda, déjate dar las gracias y acéptalas sin un “no hay de qué”, acoge un piropo sin devolverlo…
Juega a desprenderte de ti mismo. Nos ponemos en piloto automático y funcionamos de la misma manera una y otra vez de forma inconsciente, quizá, porque no confiamos lo suficiente en la capacidad que tenemos.

¡ÚLTIMAS PLAZAS PARA EL TALLER DE CREATIVDAD
CON JOAQUINA FERNÁNDEZ!
5 y 6 de MayoReserva tu plaza aquí

PRÓXIMOS EVENTOS

¡RESERVA YA!
CREATIVIDAD
Joaquina Fernández
5 y 6 de Mayo

Info y reservas

TRASCENDENCIA
con Joaquina Fernández
24 de Abril. 19:00 – 21:00
¡Gratuita!
Plazas limitadas

Info y reservas

¡NUEVA EDICIÓN!
Curso Exprés Comunicación Aplicada
Joaquina Fernández
29 Mayo – 4 Junio

Info y reservas

Compartir
Tweet
Reenviar
Copyright © 2017 Instituto Hune, All rights reserved.